viernes, noviembre 03, 2006

Componentes quimicos de las semillas de la uva reducen los tumores en ratones

Componentes químicos de las semillas de la uva reducen los tumores en ratones

Un experimento de una universidad estadounidense consigue disminuir hasta un 44% el volumen de los cánceres en los animales tratados

Saltear extras e ir al cuerpo de la noticia
XpresateAñade tu opinión
Publicidad
EP, Madrid
Componentes químicos descubiertos en las semillas de uva inhiben el crecimiento de los tumores colorrectales tanto en cultivos celulares como en ratones, llegando a reducir hasta un 44% el volumen de estos tumores en su fase avanzada en los animales tratados, según un estudio de la Universidad de Colorado en Denver (Estados Unidos) que se publica en la revista Clinical Cancer Research.

El estudio reveló también por primera vez el mecanismo molecular por el que el extracto de semilla de uva funciona para inhibir el crecimiento cancerígeno, un efecto ya demostrado por los mismos autores en 1999 en relación al cáncer de piel. Los autores descubrieron que un aumento en la existencia de una proteína crítica, la Cip1/p21, en los tumores detiene el ciclo celular y a menudo lleva a las células cancerígenas a su autodestrucción.

En su estudio los investigadores analizaron el efecto del extracto de semilla de uva sobre el cáncer colorrectal exponiendo a éste dos líneas celulares de diferentes carcinomas de colon humanos. Descubrieron una inhibición del crecimiento tumoral dependiente de la dosis y el tiempo de exposición. El número de células vivas disminuyó un 92% en una de las líneas celulares con la dosis más elevada durante el tiempo más prolongado (dos días).

Los investigadores también descubrieron que a medida que aumentaba el tiempo de exposición al extracto mayor era el número de células que detenían su ciclo celular en la fase de preparación para duplicar el ADN. Al estudiar los reguladores moleculares que controlaban el ciclo celular descubrieron que una dosis elevada aumentaba la proteína Cip1/p21 hasta en 150 veces tras 12 horas de tratamiento. También observaron una disminución de las proteínas ciclinas y dependientes de kinasas asociadas a ciclinas (CDK), que promueven la división celular.

Inhibición del crecimiento

Según los investigadores, en las células normales la proteína Cip1/p21 se une a las CDK para inhibir el crecimiento celular, pero si como en el cáncer la proliferación celular es una de sus principales características, los niveles de la proteína se encontrarán reducidos o no activos. Los investigadores también descubrieron que el extracto puede elevar el nivel de Cip1/p21 a pesar de que las células cancerígenas hayan perdido el funcionamiento de p53, que también ayuda a controlar el ciclo celular. Los científicos señalan que esto es muy positivo ya que en la mayoría de los cánceres la p53 ha desaparecido.

Por último, los investigadores evaluaron el extracto en ratones mediante la implantación en los animales de células de cáncer colorrectal avanzado humanas a la vez que les administraban el extracto a través de un tubo de alimentación. Analizaron sólo una dosis, superior a la que un humano tomaría, y tras ocho semanas, el volumen del tumor en los ratones tratados se redujo un 44 por ciento en comparación con los animales control sin registrarse efectos secundarios.

Como en los cultivos celulares, los niveles de la proteína Cip1/p21 aumentaron en los tumores de los ratones tratados con el extracto de semilla de uva. El siguiente paso de los investigadores es determinar la dosis más baja efectiva, así como las dosis más altas no tóxicas, mediante las que el extracto de semilla de uva puede suponer beneficios anticancerígenos en los ratones.


Lic. Nut.Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

No hay comentarios.:

BUSCADOR DE NUESTROS SITIOS

Google Custom Search