domingo, octubre 01, 2006

Encuesta Nacional de Salud y Nutricion 2006, instrumento para politicas eficaces

COMUNICADO DE PRENSA No. 547
26/Septiembre/2006
Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006, instrumento para políticas eficaces  
  • Esta es la encuesta de salud más profunda hasta la fecha 
  • Cerca de 50,000 hogares y más de 200 mil personas incluidas en la muestra 
  • Grandes retos en enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y obesidad
Como resultado de un exhaustivo estudio realizado a cerca de 200 mil personas en casi 50 mil hogares, la Secretaría de Salud presentó la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (ENSANUT 2006), la más profunda y ambiciosa realizada en México desde que se creó el Sistema Nacional de Encuestas de Salud (SNES),hace 20 años.
 
La Encuesta es parte de “los esfuerzos en rendición de cuentas que presenta anualmente el sector al aparato legislativo y a la sociedad en general del desempeño hospitalario”, señaló el secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora, en el documento de presentación del estudio.
 
La ENSANUT 2006 fue diseñada para compararse con un estudio similar realizado en 2000 y otros anteriores, por lo que “proporcionará al próximo gobierno federal y a los gobiernos estatales una sólida base para la planeación y la evaluación de las futuras acciones y políticas en salud.
 
El doctor Jaime Sepúlveda Amor, Coordinador General de los Institutos Nacionales de Salud, dijo que una de las conclusiones inmediatas de la ENSANUT 2006 es el avance en las coberturas de los servicios de salud, como parte del Sistema de Protección Social en Salud, cuya acción ha beneficiado principalmente a los hogares que viven en condiciones de pobreza extrema. La ENSANUT es un instrumento para la instrumentación de políticas públicas de salud, destacó el funcionario durante la presentación.
 
En 2000 el 59.3% de la población carecía de cobertura de salud; actualmente el porcentaje se redujo a 51.4% gracias, entre otras cosas, al Seguro Popular que cuenta con una penetración de 10.8% a nivel nacional. También se avanzó en los esquemas de vacunación y aumentó la cobertura de los programas de prevención de cáncer y enfermedades crónicas.
 
En el área de vacunación, se observaron logros importantes en la cobertura al año de edad de BCG, Sabin y Pentavalente. Los resultados nacionales señalan que 96.8% de los niños de un año cuentan con la vacuna BCG, una proporción similar (96.1%) tiene Sabin y 92.9% la Pentavalente. La cobertura nacional indica que apenas 78.4% de los niños de 12 a 23 meses recibieron una dosis de esta vacuna.
 
En lo que corresponde a la detección temprana de enfermedades crónicas, los incrementos fueron de 31.7% para el papanicolaou, 71.4 % para mamografías, 126.1% para diabetes y 69.1% para hipertensión. Sin embargo, advirtió el doctor Sepúlveda “queda mucho por avanzar para ofrecer una cobertura universal y lograr mayores avances y focalización hacia la población de alto riesgo para estas enfermedades”.
 
a ENSANUT 2006 arrojó información relacionada con el estado nutricio de los niños y adultos en México, el estado de salud de la población mexicana, la prevalencia de padecimientos crónicos e infecciosos, la percepción sobre la calidad y la respuesta de los sistema de salud estatales, las características sociodemográficas de los hogares que incurren en un gasto catastrófico como consecuencia de la afectación de la salud de sus miembros y elestudio del impacto en salud del Programa Oportunidades.
 
El doctor Mauricio Hernández Avila, director general del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), resumió los principales indicadores de saludpara diferentes grupos de edad. Existe una elevada tasa de embarazos en adolescentes, si bien se detuvo la tendencia ascendente y este grupo ha mejorado las prácticas anticonceptivas, incluyendo el uso del condón.
 
En el grupo de los adultos se produjeron indicadores que representan un enorme reto para el sector salud, incluyendo una prevalencia de hipertensión superior al 50% y de hipercolesterolemia (colesterol alto) cercana al 20%, ambas para mayores de 60 años.
 
También se detectó a 3.2 millones de personas con diagnóstico médico de diabetes y que existen grandes problemas con el tratamiento de esta enfermedad. Si bien se observa una cobertura adecuada en relación con la utilización de medicamentos -superior al 80% en todos los sectores- la mayoría de los diabéticos no sigue una dieta apropiada ni realiza actividades físicas. Estos dos elementos son claves para un buen tratamiento de este padecimiento.
 
Por otro lado, los datos recabados en la encuesta mostraron que: casi dos millones de diabéticos tienen problemas de visión, cerca de 300 mil padecen úlceras en miembros inferiores y 105 mil han sufrido amputaciones.
 
Por su parte el doctor Juan Rivera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, reportó un descenso sostenido en la desnutrición crónica. La inequidad en la distribución de la desnutrición ha disminuido, ya que el mayor descenso entre 1999 y 2006 se observó en la zona rural del sur del país y en los tres deciles inferiores de condiciones de vida. Persisten como retos 16 estados que presentan prevalencias moderadas de desnutrición (entre 10 y 19%), especialmente Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Yucatán en los que hay prevalencias severas superiores al 20%.
 
Se detectó un descenso generalizado de anemia entre 1999 y 2006,pero las prevalencias son aún altas en niños y mujeres, por lo que habrá que redoblar esfuerzos para llegar a las metas de 7% en menores de 5 años, 5% en escolares y 8% en mujeres en edad fértil.
 
Un problema de salud significativo en México es la obesidad, ya que la ENSAUT 2006 detectó aumentos generalizados en niños, adolescentes y adultos. Los mayores aumentos relativos fueron en niños en edad escolar, mientras que las prevalencias de obesidad entre adultos están entre las más elevadas del mundo.
 
Finalmente, el porcentaje de beneficiarios de programas de alimentación y nutriciónfue 40%, casi el doble del existente en 1999. Los beneficios de estos programas, especialmente Oportunidades, se focalizan a los grupos sociales en desventaja de manera mucho más adecuada que en 1999, si bien es necesario examinar la racionalidad de la distribución de beneficios y su duplicidad para lograr mayor efectividad de los programas.
 
El doctor Gonzalo Hernández Licona, Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación (CONEVAL), dijo que estas encuestas “han permitido estudiar el perfil epidemiológico de salud y nutrición en México y se han convertido en un instrumento de planeación con base en el análisis objetivo de los principales indicadores de salud y nutrición y de la respuesta social frente a estos problemas”.
 
La ENSANUT 2006, dijo Hernández Licona, crea “una base de datos sin precedentes que permite abordar tanto los problemas de desnutrición y de rezago epidemiológico que afectan especialmente a la población más marginada, así como los problemas derivados de la transición epidemiológica y nutricional”.
 
La ENSANUT 2006 fue auspiciada por los gobiernos estatales, el Programa Oportunidades y el Fondo Sectorial Sedesol-Conacyt. La riqueza de los datos no permite su publicación completa en papel, por lo que estará disponible para los especialistas y el público en formato electrónico en la página del Instituto Nacional de Salud Pública (www.insp.mx)
 
 
 
 
 
 
 


Lic. Nut.Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

No hay comentarios.:

BUSCADOR DE NUESTROS SITIOS

Google Custom Search